Blogia
DIARIO TRIBUNA

ATENEO DE COSOLEACAQUE DECLARA “MEXICANO DEL AÑO” A DIRECTOR DE DIARIO TRIBUNA

ATENEO DE COSOLEACAQUE DECLARA “MEXICANO DEL AÑO” A DIRECTOR DE DIARIO TRIBUNA

 

 

También por su lucha pacífica para transformar al país, dicha institución de gran peso moral designó a: Delio Vallecillo Martínez, Luis Mandoki, Andrés Manuel López Obrador, las bases del indigenismo zapatista, Elvira Arellano, Lydia Cacho, Nancy Aspilcueta y Laura Castellanos

=========== 

"El colega Serrano, director del periódico Tribuna Diario, que se publica en Internet desde Xalapa, la capital de Veracruz, ha sufrido persecución constante del gobierno local desde el año 2000.


Consta en denuncias que el gobierno ha destruido su planta industrial, secuestrado su maquinaria, amenazado su vida y le hostiliza. Y el aparato procurador e impartidor de justicia le obstruye. "

===========

ASIMETRÍAS

Fausto Fernández Ponte 

Elvira, Lydia, Nancy y Laura (1) 

I


Cual ocurre anualmente, el célebre –y celebrado– Ateneo de Cosoleacaque, entelequia ya legendaria, hizo público el último día de 2007 sus resoluciones acerca del mexicano o mexicana del año.


Como sabríase, esas resoluciones son difundidas en éste espacio cada segundo día de enero con el propósito de arrancar de su postrada languidez el espíritu de emulación en los jóvenes de México.

Empero, no es atribuible a nuestros jóvenes la causal de esa lánguida postración que padecen, sino al entorno de opresión cultural –que incluye los paradigmas educativos– y socioeconómica y política.

Las resoluciones seguramente enarcarán las cejas de no pocos caros leyentes de éste espacio, pues incluye, por primera vez, a mexicanos o mexicanas notados por sus afenes sociales en ámbitos locales.

Los consejeros del Ateneo, reunidos en Cosoleacaque, Ver., bajo la batura de su secretario perpetuo, don Protasio Coatl, el Filósofo de Pajapan de orgullosa estirpe nahuatl-olmeca, resolvieron:

II

“Otorgar nuestro reconocimiento moral y ético, sin estipendios en metálico ni en diplomas que sólo sirven para halagar egos, a quienes, en nuestro sentir, son los mexicanos más destracados en 2007.

“El criterio elucidador del mexicano(a) de 2007 se sustenta sobre las trascendencia social de sus conductas personales y/o profesionales, en defensa de los derechos propios y de los demás.

“Hechas tales salvedades, el Ateneo de Cosoleacaque considera que las mexicanas y mexicanos que destacaron por su obra trascendente en 2007 son los que a seguidas se identifican:

“Mexicanas: Lydia Cacho, Elvira Arellano, Nancy Patricia Aspilcueta y Laura Castellanos, notables por sus empeños individuales, personales y profesionales, que impactan la psique social.

“Mexicanos: Martin Serrano Herrera, Andrés Manuel López Obrador, las bases sociales del movimiento indígena zapatista y Delio Vallecillo Martínez, defensor social, éste, de Veracruz.

III

“Consideramos que la propuesta presentada por nuestra consejera Maru Vidales Solís, de Cancún, de distinguir a todas las mujeres independientes de México tiene méritos de sobra e indiscutibles”.


Según acotó don Protasio, “las mujeres han reiterado con hechos concretos sus contribuciones al desarrollo histórico del mexicano”.


Citó los términos de la propuesta de la consejera Vidales. Don Protasio mencionó que la consejera Vidales adujo en los considerandos de su propuesta –que fue formulada el 9 de diciembre pasado– lo que sigue:


“Las mujeres independientes llevan su hogar sin figura masculina con grandes esfuerzos, ilusión y mucho amor y están enseñando a su progenie a vivir de otra manera para construir Otro Mundo Posible”.


Ello describe implícitamente un fenómeno societalcreciente: el 39.7 por ciento del total de jefes de familia en México son mujeres, según ciertas estadísticas confiables.


Un grueso importante de ese 39.7 por ciento de familias sin cabeza masculina se representa en los inmigrados mexicanos en Estados Unidos. Unos 600 mil connacionales emigran cada año al país vecino.


Glosario:

Paradigmas: modelos o ejemplos.

Elvira, Lydia, Nancy y Laura (2)


I

Decíamos que las Mexicanas del año 2007 son, según el parecer del Ateneo de Cosoleacaque son Elvira Arellano, Lydia Cacho, Nancy Aspilcueta y Laura Castellanos.


Pero, ¿quiénes son esas mujeres? ¿Y por qué motivos y razones los miembros del Directorio Ejecutivo del Ateneo de Cosoleacaque las consideran las Mexicanas del Año 2007? ¿Qué las hizo merecedoras de sea distinción moral y ética tan única y prestigiada porque no conlleva premio en cheque ni medallas ni diplomas ni preseas ni actos pomposos de entrega de reconocimientos?


La respuesta –ciertamente puntual– nos la da Protasio Coatl, secretario perpetuo del Ateneo, el más que centenario indígena náhuatl-olmeca conocido mejor por sus aforismos en lengua popoluca.


Esos aforismos le han ganado el admirado remoquete de “El filósofo de Pajapan”. Algunos le conocen sólo como el “Indio Protasio”, a quien se le atribuyen cualidades metafísicas.


Dijo: “Las señoras Elvira, Lydia y Nancy defendieron y aun defienden sus derechos propios y sus garantías individuales ante los abusos aviesos, alevosos y ventajosos de los representantes del Estado”.


II

Añadió: “Éstos no sólo disponen caprichosamente de las instrumentos del poder formal, sino que también gozan de impunidad cómplice de sus pares dentro del mismo Estado…


“La señora Laura concluyó y publicó en 2007 una obra extraordinaria de difusión de conocimiento histórico, el de las luchas armadas del pueblo de México durante el período de 1943 a 1981…


“Ésta obra educativa le tomó muchos años. Su libro dice mucho de nosotros mismos, de las ansias, libertarias históricas y actuales de los mexicanos. Nos confirma que el pasado es futuro”.


Ellas fueron seleccionadas –explicó don Protasio– “por el insoslayable efecto emulador e inspirador de sus actividades personales o profesionales en los mexicanos. Crearon conciencia”.


La decisión del Ateneo “de reconocer el esfuerzo y la valentía de éstas mujeres en nada demerita los empeños de otras mexicanas cuyos nombres fueron propuestos. Fue una decisión difícil”.


Las propuestas –añadió– fueron presentadas por no pocos de distintos rumbos de México e incluso de connacionales residentes en Estados Unidos, España, Canadá, Argentina y otros países.


III


La señora Arellano es una mexicana que emigró a EU sin documentos –visa de trabajo estadunidense o “green card”–, viviendo allá varios años hasta que fue descubierta y deportada a México.


Su deportación ocurrió tras un año de haberse asilado en una iglesia en Chicago mientras su pequeño hijo, Saúl, nacido en EU y, por lo mismo, estadunidense, quedaba en desamparo.


Ya en México, doña Elvira, quien es una mujer treintañera y vehemente, desplegó intenso activismo a favor de su causa y de los inmigrados a EU sin papeles y, desde luego, los mexicanos que emigrarán.


Éstos son millones. Las proyecciones más fiables sugieren que en 2008 esa emigración aumentará por el crecimiento demográfico y el dramático decrecimiento económico, causal de desempleo y desesperanza.


La lucha de doña Elvira “es la lucha de todos los mexicanos”, dice don Protasio. Ella Propugna porque el Estado mexicano diseñe y aplique una política de defensa y protección reales de los inmigrados en EU.


También propugna porque el Estado estadunidense impida la conculcación sistémica de los derechos de los inmigrados mexicanos en EU. Y ante la falta de empleos aquí, se apresta ella a emigrar otra vez.

Glosario

Propugna: del verbo propugnar. 

Defender, apoyar algo como útil, conveniente y apropiado. 

Remoquete: mote, apodo. 

 

Elvira, Lydia, Nancy y Laura (3)


I


Descrito que húbose ayer el acervo de méritos de Elvira Arellano para ser la Mexicana del Año 2007 por el Ateneo de Cosoleacaque, trátense ahora los de Lydia Cacho y Nancy Aspilcueta.

Todas y cada una de ellas --como ya se ha dicho reiteradamente-- comparten este reconocimiento a las mujeres de México cuyos afanes personales y/o profesionales de valentía encienden conciencias.

El caso de violación flagrante de los derechos humanos y garantías individuales de la periodista Lydia Cacho ha sido tan difundido que los mexicanos sienten honda empatía como si el drama fuese propio.

Y lo es, en más de un sentido. Los mexicanos lo han hecho propio, por atañedero y por inferimiento válido. La señora Cacho es víctima de una colosal monstruosidad de abuso cínico, por impune, de poder.

Las violaciones premeditadas, alevosas y ventajosas a los derechos humanos de doña Lydia y conculcación de sus garantías constitucionales ponen en duda la validez misma del estado de derecho.


II


Este caso ha sido tan ampliamente documentado y difundido que ha traído a primer plano de atención pública dos fenómenos de insidiosa perversidad y consecuencia corrosiva en la sociedad mexicana:

Uno, la existencia, a nuestro ver creciente, de pederastia organizada en México, práctica a la cual no ser ajenos ciertos representantes de jerarquías altas del poder político y económico.

Y, otro, que los representantes de esas elevadas jerarquías del poder --que incluiríanse las del clero-- se protegen entre sí cuando su quehacer de pederastia organizada es descubierto y denunciado.

Doña Lydia descubrió y denuncio en un libro la pederastia organizada; señaló a sus perpetradores --el empresario Kamel Nacif y el gobernador de Puebla, Mario Marín, entre otros--. Fue perseguida por ello.

Y se ha defendido de esa feroz persecución del poder, con recursividad, simpatía popular y, sobre todo, entereza, presencia de ánimo y valentía, mostrando cuál debe ser la fibra del periodista.

III 

Y esa fibra también la muestra Nancy Aspilcueta, directora del trisemanario Razones de Ser, que se publica en Internet en Torreón, Coah., ha tenido que suspender la edición impresa y un programa de radio.

La periodista Aspilcueta ha sufrido persecución aviesa de personeros mayores del poder local --el de Torreón-- y teme por su integridad física y su vida misma, siendo forzada a exiliarse en Estados Unidos.

Desde ese país, la señora Aspilcueta dirige su periódico --que se distribuye gratuitamente a 25 mil personas--, lo que significa un gran esfuerzo personal y también logístico y empresarial.

Pero así como la señora Cacho --con su libro Los demonios del Edén-- señala rumbos y muestra caminos, doña Nancy, con la brújula de periodista independiente, halla el polo vero del periodismo.

Cierto. La colega Aspilcueta coloca nuevas mojoneras en una vieja frontera, desasiéndose del yugo --el control editorial mediante la publicidad-- que el poder suele imponerle a los medios difusores.

Hay una especie de conspiración oficial --escribe doña Nancy al colega Eduardo Ibarra, director de la revista Forum-- para comprar la línea crítica de los medios difusores o asfixiarlos "hasta que mueran".  
  

Glosario 

Estado de derecho: Estado sometido a la ley, independientemente de que ésta sea buena o mala, justa o injusta.

Logístico: método, organización o medios necesarios para llevar algo a cabo.

Pederastia: abuso sexual que se comete contra los niños. Delito penado por la ley.   

Elvira, Lydia, Nancy y Laura (4) 



I


De las cuatro mexicanas del Año 2007, según el discernimiento del Ateneo de Cosoleacaque, tres --Lydia Cacho, Nancy Aspilcueta y Laura Castellanos-- tienen en común su vocación por el periodismo.

Cierto. Las señoras Cacho, Aspilcueta y Castellanos son periodistas y, como tal, registran la historia ocurrente. Doña Laura, empero, le da un sesgo a su quehacer: el historicismo del pasado.

Doña Elvira, por su parte, emblematiza el devenir histórico del doble drama de


1) la emigración mexicana a Estados Unidos y


2) de los paisanos inmigrados en ese país.
 Trata de cambiar las cosas.


Más corresponde a doña Laura --egresada de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana, del Distrito Federal-- consignar y hallarle explicación y contexto a la historia. Por añadidura, poseen éstas mujeres otros denominadores comunes, a saber: pertenecen a una misma generación de mexicanas --entre 30 y 40 años de edad-- y muestran carácter y fortaleza interior.


II


Y si lo vemos a la luz de la defensa de sus derechos propios y garantías constitucionales, son mujeres de convicciones hondas, comprometidas con sus valores e ideales. Muchas mexicanas son así.

Pero ellas están en el ojo público, habiendo traspuesto el umbral del anonimato. Sus avatares y conductas personales son ya parte del interés fedetario de todos. Cada mexica es una Elvira.

Y cada mexicana es una Lydia, una Nancy, una Laura. Tienen miedo, sí, mas el miedo tórnase en valentía. No parecen flaquear. De la flaqueza extraen fuerza. En ese sentido, éstas doñas --Elvira y Lydia, Nancy y Laura-- adyuvan a crear conciencia acerca del impune abuso del poder en México y, luego, encenderla con las teas ardientes de la difusión.

Una difusión, empero, de la denuncia de las prácticas del abuso del poder y de la impunidad, poniendo a prueba el estado de derecho mismo y las complicidades de clase de los poderdatariosos.


III


En ello, éstas Mexicanas del Año 2007 han acudido a la denuncia pública --y judicial, en el caso de doña Lydia-- para consignar, registrar y dar fe histórica de sus experiencias personales de agravio.

La colega Castellanos produjo un libro como fruto de muchos años de investigación acuciosa y metódica, El título del libro, México Armado, 1943-1981, que registra y describe una realidad poco sabida.

Trátáse de la realidad de la discrepancia hecha disidencia y, ésta, a su vez, devenida en insurgencia armadas para enfrentar e intentar modificar un statu quo de opresión y represión.

El libro de ésta autora es simplemente extraordinario, con datos a plenitud, fuentes identificables e identificadas y una amplísima bibliografía. Y usa el método historicista. Mediante éste método, doña Laura hace comprensible las motivaciones de quienes han optado por las armas en vez de las urnas para cambiar a México. La obra exuda objetividad periodística.

Glosario:

Statu quo: estado de cosas en un determinado momento.

 

 

 

Martín Serrano y Delio Vallecillo (1/2)

ASIMETRÍAS/ Fausto Fernández Ponte



I


Por primera vez, el Ateneo de Cosoleacaque resolvió identificar como los Mexicanos del Año 2007 a personas cuyo ámbito de acción personal y/o profesional emuladora es local y no nacional.


Trátase, como se dijo ya en la primera entrega de Asimetrías del año que corre, del periodista Martín Serrano Herrera, acosado por el poder formal en el estado de Veracruz, y Delio Vallecillo Martínez.


Don Delio se ha distinguido por su activismo a favor de una causa de carácter social: la defensa del parque Zamora, de Veracruz, que el gobierno quiere convertir estacionamiento vehicular.


Además de éstos personajes del ámbito local, el Ateneo de Cosoleacaque identificó como Mexicanos del Año 2007 al cineasta Luis Mandoki, a Andrés Manuel López Obrador y las bases del indigenismo zapatista.


Protasio Coatl, secretario perpetuo del Ateneo, explicó: “De las 890 propuestas recibidas, un cúmulo importante, impresionante, fue a favor del señor López obrador y del indigenismo zapatista”.


Don Protasio –de ascendencia nahuatl-olmeca, conocido asimismo como El filósofo de Pajapan o el Indio Protasio–, abundó en las explicaciones del Directorio Ejecutivo del Ateneo.

II


Es obvio –dijo– “que, objetivamente analizado y al margen de nuestras simpatías o antipatías personales y subjetivismos, el señor López Obrador y el zapatismo indígena tienen méritos sin soslayo”.


Identificó, a seguidas, esos méritos ponderados por los miembros del Directorio ateneístico para resolver acerca de los Mexicanos del Año 2007:

“El señor López Obrador es un contrapeso no convencional, pero real, al ejerciciio del poder real, lo cual define por el ideal democrático de equilibrios: es una especie de ombudsman de hecho”.


Por otra parte –añade don Protasio– “las demandas de las movilizaciones populares asbanderadas por el señor López Obrador son una válvula por la cual escapa enorme presión social…


“Sin esa válvula de escape pacífica, la presión social se habría traducido en probable violencia popular armada, callejera y rural reivindicatoria, que tendría al país en el vilo de guerra fraticida”.


Acerca del zapatismo indígena, don Protasio se refirió a los méritos identificados y ponderados por el Directorio: “Pese al acoso violento, armado, del Estado mexicano, los indígenas zapatistas privilegian la vía pacífica para transformar al país. Las Junta de Buen Gobierno o caracoles son alternativas”.


En ese sentido –precisó– “están trascendiendo su entorno y encienden conciencias de que hay otras vías para superar la cosificación del país”.


III


El colega Serrano, director del periódico Tribuna Diario, que se publica en Internet desde Xalapa, la capital de Veracruz, ha sufrido persecución constante del gobierno local desde el año 2000.


Consta en denuncias que el gobierno ha destruido su planta industrial, secuestrado su maquinaria, amenazado su vida y le hostiliza. Y el aparato procurador e impartidor de justicia le obstruye.


Don Martín se defiende por las vías judicial y mediática, pero la muralla de indiferencia cómplice de fiscales y jueces locales y federales es gruesa y, sospéchase valladar cómplice.


La defensa terca de sus derechos propios incide en la conciencia nacional. Como en los casos de las periodistas Lydia Cacho y Nancy Patricia Aspilcueta, defenderse del abuso del poder mueve a emulación.


E inspira a otros. Impacta la conciencia de no pocos, sean éstos periodistas o no, ante los zarpazos del poder político abusador que no entiende las razones de los contrapesos del periodismo.

Glosario:
 

Cosificación: Convertir algo en cosa sin valor.
 

Vilo: suspendido o sin apoyo ni estabilidad.  

Martín Serrano y Delio Vallecillo (2/2)  

ASIMETRÍAS/ Fausto Fernández Ponte


I


Al resolver el Ateneo de Cosoleacaque reconocer y otorgarle la presea moral correspondiente a Delio Vallecillo Martínez como uno de los Mexicanos del Año 2007 destacó, por voz de su secretario perpetuo, Protasio Coatl, El Filósofo de Pajapan, lo siguiente:


“El señor Vallecillo, propuesto por sus méritos por el ciudadano Edwin Corona y Cepeda como recipiendario de nuestro reconocimiento moral a sus empeños personales y profesionales de gran consecuencia social por su naturaleza emuladora, posee méritos de induddable plusvalía…


“Esos méritos son personales y profesionales/laborales y su conjunto representa un acervo insoslayable y muy importante de ejemplo para los demás de preocupación activa –expresada en acciones concretas– por el bienestar general de los demás miembros de su comunidad, la ciudad portuaria de Veracruz…

“Los méritos de don Delio como luchador por los intereses de los miembros de la comunidad veracruzana y defensor actuante de las preservación del patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Veracruz se emblematizan en su activismo de oposición pacífica a la destrucción del parque Zamora.

II
 

Añadió don Protasio: “Es del conocimiento general no sólo de los veracruzanos, sino también de los mexicanos e incluso en el extranjero que las autoridades municipales y del estado de Veracruz están empeñadas en la destrucción del citado parque bajo razones no consensuadas entre los ciudadanos y poco convincentes…

“Esa destrucción está prevista para construir posteriormente un estacionamiento vehicular subterráneo concesionado por las autoridades municipales a una empresa privada que ya la ciudadanía veracruzana sospecha, con su proverbial ingenio humorístico, que sería propiedad de algún funcionario gubernamental… 
 

“A cambio de la destrucción del parque Zamora y la edificación del estacionamiento vehicular subterráneo las autoridades proponen crear un área verde que, por razones obvias, no permitirá el crecimiento de árboles de copa y fronda generosa, sino arbustos ornamentales…


“Los dictámenes técnicos de ingeniería civil y estudio de suelos demuestran que el estacionamiento sufriría inundaciones constantes y sería una construcción peligrosa, por inestable, pues bajo el parque corre el río Tenoya…

“En esa lucha de la ciudadanía veracruzana por defender su patrimonio histórico y cultural ha destacado y continúa destacando el señor Vallecillo”.

III

Pero, ¿quién es éste veracruzano desprendido y generoso con los demás de su tiempo y esfuerzo para defender tesauros sociales?


¿Y qué ha hecho concretamente pare merecer el reconocimiento del Ateneo de Cosoleacaque a sus taereas ejemplares, emulativas y encendedoras de conciencias?

En su propuesta al Directorio Ejecutivo del Ateneo de Cosoleacaque, el señor Corona y Cepeda describe:


“El señor Vallecillo (…) es miembro del grupo Amigos del Parque Zamora y cuyo perfil es (…) el de un hombre de alrededor de 40 años de edad, moreno y complexión media, un clásico veracruzano cuyos estudios apenas rebasan la elemental primaria…


“(Es) Padre de tres hijos, a los que ha dado diversos grados de estudio, destacando entre ellos Liliana, quien obtuvo la licenciatura en Turismo y a la que, con enormes esfuerzos, envió a las Islas Canarias, en donde se especializó en hotelería… 
 

“Delio tiene un humilde trabajo: es mesero del restaurante Villa del Mar, con un horario de trabajo de 11 a 19 horas, ganando el salario mínimo más las propinas (el 60 por ciento de ellas)… 
 

“Sin embargo y pese a esas limitaciones, don Delio es un auténtico luchador social y su labor ha sido determinante e impactante en la lucha (…) contra las autoridades (que quieren) construir un estacionamiento vehicular subterráneo en el parque Zamora (…) Su labor callada y humilde ha sido impactante en los estratos sociales de Veracruz…

“Su ayuda y apoyo son invaluables (…) sin esperar ningún reconocimiento o recompensa por su labor”.

Glosario:

Tesauros: Tesoros

ateneodecosoleacaque@gmail.com 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres