Blogia
DIARIO TRIBUNA

 

AP /PGR/VER/XAL/II/108/2010

C. PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA

C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO DE LA FEDERACIÓN

P r e s en t e.

 

 

MARTÍN SERRANO HERRERA, mexicano, periodista, fundador, propietario y director general del medio de comunicación denominado Diario TRIBUNA, cuyas oficinas centrales están en la capital del Estado de Veracruz, por mi propio Derecho y con domicilio para oír y recibir todo tipo de notificaciones el ubicado en Rafael Lucio número 1-206, esquina Parque Lerdo 2, Centro de esta ciudad, con fundamento en los Artículos 1, 5, 6,7,8, 9, 16, 19, 20, 102 y demás relativos de nuestra Carta Magna, con este escrito vengo a señalar ciertos hechos punibles y presentar formal denuncia contra quienes resulten responsables de delitos contra la libertad de expresión, información y prensa, delitos cibernéticos, espionaje telefónico e intervención ilegal de mis demás comunicaciones, bloqueo de mi sitio en internet, asociación delictuosa, ejercicio abusivo de funciones, amenazas y persecución como represalia a la manifestación de mis ideas, provocación de un delito y apología de éste, denegación o retardo de justicia, prevaricación, negación del servicio público, usurpación de funciones públicas, uso indebido de atribuciones y facultades, privación ilegal de la libertad y de otras garantías, daño en propiedad ajena, coalición de servidores públicos, uso ilegal de la fuerza pública, coalición de servidores públicos, abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, abuso de poder, ejercicio indebido del servicio público, intimidación, calumnias y difamación, delitos continuos y continuados cuya investigación es competencia de esta autoridad, y demás que resulten, demandando que, conforme a Derecho, se sancione a los culpables y sean garantizados mis Derechos de víctima y ofendido reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que entre otros éstos son el  Derecho a la reparación de daños y perjuicios, Derecho de solicitar las medidas y providencias que establece la ley para seguridad y auxilio, Derecho a coadyuvar con el Ministerio Público, Derecho a la presentación médica de urgencias, y Derecho a recibir asesoría jurídica.

Esta querella y mis peticiones se sustentan en que en el núcleo del Derecho fundamental se establece que todos los hechos supuestamente constitutivos de delito deben ser  investigados y llevarse a juicio, y en que no existen seres extraordinarios o con fueros privativos que no puedan ser trasladados ante la justicia ordinaria.

 

HECHOS

Como establezco en el exordio de este escrito, trabajo en un área toral para el desarrollo de la sociedad; sin embargo mi labor, como la de muchos colegas, enfrenta graves oposiciones, violencia y agresiones pues tiene verificativo en una demarcación donde la prepotencia y el uso abusivo de la fuerza del Estado confirman la vocación autocrática de todo un sistema político que desearía que nadie se levante para decir lo que no está bien, pretendiendo con eso evitar que las personas se liberen de la ineficiencia, la desidia y el conformismo que les oprime.

Son numerosas las ocasiones en que desde el gobierno que encabeza Fidel Herrera Beltrán han intentado aniquilarme junto con mis cercanos, lo cual consta en decenas de expedientes atascados por la propia autoridad responsable de procurar justicia y evitar que continúen afectándonos.

Se trata de atentados que constituyen un tipo de tortura cuyas secuelas se temen irreparables, pues el daño permanece también en la mente, y no admiten lavado de trapos puerta adentro, ni ceremonias privadas de arrepentimiento o pagos por parte del/los atacante/s como ya han pretendido, sino justicia y castigo a los autores intelectuales y materiales que, se piensa de ésos últimos, carecen de motivos individuales contra mí, mis familiares y mis colaboradores para hacerlo.

En una sinopsis y apenas como pequeño botón de muestra a continuación enumero algunos de los acontecidos en represalia a mi labor periodística:

El lunes 15 de septiembre del 2008, junto con mis familiares más cercanos que se hallaban en las instalaciones de mi medio de comunicación, fuimos atacados por sujetos armados que a punta de metralletas nos privaron de la libertad durante varias horas y violentamente arrancaron la bambalina que momentos antes había colocado sobre un balcón para reclamar al gobernador Fidel Herrera Beltrán su iniquidad, situación a la que arribé tras agotar cuanta opción posible, legal y legítima hallé; un mes después el mandatario confesó con enorme desparpajo y riéndose: “pero yo les dije que no te maltrataran mucho, así que ni te quejes”. Un año antes de ese atentado, el martes 28 de agosto del 2007, a la puerta de mi domicilio particular lanzaron cinco balas de metralleta; y patibularios han llegado al extremo de ir a amenazar a mis familiares. El martes 22 de mayo de ese 2007 puse en conocimiento del Ministerio Público hechos perpetrados en mi contra que incriminan al gobernador del Estado y dos días después dejaron sin frenos mi automóvil, el cual se desplazó por una larga pendiente conmigo dentro tratando de controlarlo. El martes 22 de septiembre del 2009 lanzaron huevos al parecer de reptil sobre la puerta principal de entrada al domicilio donde habito con mis familiares más cercanos, mismo que también han allanado, robado y causado estropicios; y apenas el miércoles 28 de abril, alrededor de las cuatro de la madrugada, al llegar del periódico para descansar sorprendí a dos personas que intentaban ingresar por la parte de atrás a mi hogar, las cuales al huir apresuradamente bajo la lluvia intensa y la oscuridad cayeron al otro lado de una barda generando gran estrépito. El sábado 11 de octubre del 2008, cuando iba a abordar mi vehículo estacionado a tres calles de las oficinas de mi periódico me colocaron encima una pistola y amenazaron con que no me ocupara mas del “señor gobernador Fidel Herrera” o me arrepentiría. Después, a finales de abril del 2009 intentaron incriminarme penalmente bajo falsas imputaciones de ser autor de textos y videos que circulan en internet y exhiben presuntos abusos del mandatario y otros personajes, advirtiéndome en una oficina de palacio de gobierno que me “exhibirían” y denunciarían “con todo el poder del Estado”. La noche del miércoles 14 a madrugada del miércoles 15 de febrero del 2001 devastaron las instalaciones de mi periódico y robaron la maquinaria; nos siguieron al lugar donde nos reubicamos y perpetraron actos vandálicos varias veces, robaron, y el hostigamiento fue continuo durante meses usando elementos de civil y uniformados. El sábado 10 de abril del 2004 varios uniformados me persiguieron durante un trecho, fotografiaron y amenazaron, a bordo de un vehículo sin placas que después vi en la sede de la policía; seguidamente, el sábado 22 de mayo del 2004 “desconocidos” pero con la catadura de elementos de las corporaciones policiales me dieron una golpiza quedando malherido. Muchas  veces han dañado los vehículos en que me he desplazado y terminaron por desaparecer uno de ellos el 27 de junio del 2008, confesándome luego el gobernador que lo mandó a una fundidora para que anduviera yo “a pata” un rato y no le estuviera dando lata. En la “indagación” ministerial 001/2007 está acreditado el ataque multitudinario que en pleno tráfico de la ciudad el miércoles 24 de enero del 2007 perpetraron contra mí y una de mis descendientes, infantil, varios uniformados de tránsito y de “seguridad” pública así como funcionarios de esas corporaciones, mismos que no son aprehendidos aun habiendo sido acreditada su culpabilidad. La “indagación” ministerial 165/07/VI refiere cómo el martes 6 de febrero del 2007 un grupo de agentes que llegaron a mí en motocicletas y otras unidades oficiales me “encajonaron” y antes de liberarme profirieron amenazas graves; consecutivamente en espacios públicos he sido agredido una vez sí y otra también por ése tipo de “servidores” públicos, y al menos en tres ocasiones averiaron los frenos del automóvil que utilizaba y una lo desbarrancaron logrando yo de manera providencial salvarme del intento homicida. Recientemente, luego de salir de las instalaciones de mi periódico y a poco de llegar a mi domicilio para descansar fui interceptado por una unidad grande, oscura, que bloqueó el paso a mi vehículo un tiempo y luego se retiró a velocidad; otras veces han intentado embestirme con vehículos a los que no veo placas, de manera reiterada cuando conduzco como cuando camino, por lo que no puedo disminuir la alerta y me mantienen en un estado de tensión permanente. La presencia de unidades sospechosas con personal a bordo oteando la casa donde resido es continua, y eventualmente aparecen sujetos a espiar y que al ser sorprendidos huyen rápidamente. Las oficinas de mi periódico han sido allanadas y han robado las herramientas que resultan valiosas para un periodista, así como material periodístico y patrimonio. Todo está acreditado ministerialmente, pero la autoridad correspondiente limita su intervención a embodegar los expedientes y/o a cambiarles número y ubicación, lanzándolos alternadamente de una bodega a otra, como ocurrió con el que refieren mis informantes que se radicó con la clave FESP/262/08/IV a partir de que integrantes del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional dieron parte a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la situación represiva que vengo señalando y éste organismo dispuso medidas cautelares enunciadas en el expediente MC-65-08, de las cuales se burlan los implicados; de éste expediente en la procuraduría estatal nunca fui notificado, como no lo he sido de otros que acumulan polvo encima. El 23 de diciembre del 2009 en la “sala de Banderas” del recinto gubernamental, durante un encuentro con varios trabajadores de medios de comunicación el mandatario veracruzano se me aproximó para decirme casi en susurro: “vas a ver lo que te va a pasar”.

El daño psicológico para los integrantes de mi familia y propio ha sido terrible y acumulándose por años en esta anarquía; máxime cuando la salida oficial recurrente contra mis reclamaciones es la de expresar malamente que se trata de un “asunto político”, aseveración que considero vulgaridad aunque ésta sea patrón corriente en Veracruz.

Incluso el 18 de noviembre del 2009, al ser interrogado por legisladores Juan Alfredo Gándara Andrade, vocero del gobernador, desde la máxima tribuna estatal profirió infundios que directa e inmediatamente afectan a mi persona e intereses; lanzó aseveraciones dolosas e infamantes que captaron y repetidamente transmitieron medios escritos, radiofónicos, televisivos y de Internet, y corrieron de voz a voz, teniendo yo que solicitar a la autoridad judicial su intervención, conforme a Derecho, sin que a la fecha hayan efectuado siquiera una citación.

En la misma vertiente, rotundamente me ha sido negada la información de fuentes oficiales; y vuelven a la carga luego de que rechacé publicar la propaganda pagada que me propusieron, por considerarla indignante.

Eso ocurre en ésta entidad donde se dice que “el que la hace la paga” y que se aplica la Ley “con todo rigor”, pero que practican exactamente lo contrario y ciudadanos en general y comunicadores la sufren pues recién constatan una forma más de censura al ser obstruidas sus páginas electrónicas, las cuales son sacadas del ciberespacio o re direccionan a sitios en los que se habla de “disfunción eréctil” y otros temas totalmente ajenos al periodismo crítico. A la memoria me llegan los nombres de Claudia Guerrero, Mussio Cárdenas Arellano, Evelyn Hernández, Andrés Timoteo Morales, Miguel Ángel López Velasco, Irma Nelly Vázquez Colorado, Antonio Trujillo, María Elena Fisher, Francisco Hernández Elvira, Regina Martínez, Enrique Olivera Arce, Fausto Fernández Ponte, Quirino Moreno Quiza, de una larga lista, que han pasado por esta situación  y de quienes sugiero que esta autoridad recabe declaración para que narren su respectiva experiencia de represalias debidas a la intolerancia al quehacer informativo.

Precisamente en este momento Veracruz refrenda su primacía de territorio adverso a la prensa al desaparecer varios periodistas en días recientes, uno de éstos luego de dirigir una carta al gobernador pormenorizando cómo fue perseguido por sujetos con metralleta en mano y en la misma alude a las “indagaciones” ministeriales 39/2008/PC y 437/08/MIS-08 empantanadas en la procuraduría estatal, atentado éste que intentan encubrir personeros del aparato represivo entre quienes está la cabecilla del armatoste denominado “comisión de los derechos humanos”, Nohemí Quirasco Hernández, quien dentro de la estrategia gubernamental de ocultación dogmatizó que el comunicador es una persona poco importante, sandez descomunal que Reporteros Sin Fronteras condenó inmediatamente a través de un comunicado mundial.

"Desconozco hasta su nombre, yo creo que usted también lo desconoce. Yo no sabía que era periodista o tuviera alguna vinculación con el periodismo, pero supongo que para que hubiera una represión de esa naturaleza tendría que ser un personaje muy importante y creo que no es el caso (¿verdad?). Es una persona que ni siquiera sabemos en este estado quién es. Es un (aspirante) a un puesto de una posible comuna en un municipio pequeñito, esa sería mi forma de pensar", señaló la referida en una confesión de parte, monstruosa, que desnuda en toda su estatura a un régimen testarudo que olvida que la finalidad de la ley es dar tutela efectiva a los ciudadanos y que esa tutela no es algo ’bienintencionado’ o ’encomiable’, sino obligado. Pronunciada donde es usual que subordinados conscientes de su falta de competencia, propia y en los casos, construyan artificiosas y espurias argumentaciones para sesgar, desacreditar o justificar la persecución.

Reporteros Sin Fronteras mantiene la exigencia de una explicación a esos comentarios peyorativos y cuestiona duramente sobre la intención de los mismos, poniendo de relieve la perpetuación del calvario de la prensa por la complicidad, pasividad, negligencia y neutralización de las autoridades en la defensa de la libertad de prensa. ¿Es poco relevante la desaparición del periodista?, ¿no se trata de un personaje importante? ¿No se tratará de acallar lo más rápido posible un asunto que implica a la policía?, pregunta RSF.

Esa Nohemí (quién abundó respecto a la desaparición del periodista: "Ahora, me parece extraño que policías estatales hubieran realizado un acto así como para secuestrar a una gente así que no tiene la menor importancia"), es la misma (in)funcionaria que en 2004 no atendió un llamamiento de la comunidad internacional en voz de PROBIDAD, para indagar sobre la golpiza que le dieron al suscrito y más adelante gestionó para que ese desgraciado acontecimiento y muchos más en mi agravio sistemáticamente fueran rechazados en instancias nacionales, como lo acreditaré en el momento procesal oportuno.

De mi impetración han conocido el Congreso del Estado y la Cámara Federal de Diputados, sin embargo los exhortos a la atención de este caso fueron auténtico grito en el desierto en una entidad donde la experiencia confirma que el peligro no únicamente está oculto en la oscuridad, sino que a la vista de todos hasta desaparecen a, ultiman a, o ejecutan los crímenes odiosos contra, periodistas que no se someten al despotismo “fiel” que no ve la crítica sino al emisor, y soslaya que hay principios que superan al nombre y al apellido.

En este territorio donde nadie se debería quedar callado, ni hablar de forma como si no lo hubiera hecho, las dos funciones básicas que la prensa debe cumplir en un sistema democrático: la de vigilar permanentemente los excesos del poder y la de señalarlos presentando completa la información, de manera limpia e imparcial, han sido reducidas y es habitual que los recursos públicos sean utilizados para negar garantías fundamentales como la del libre pensamiento y expresión. En mi perjuicio lo han hecho como si se tratara también de cobrar resentimientos personales atribuibles al propio mandatario Fidel Herrera Beltrán quien, a mayor abundamiento, resulta ser mi pariente.

Debido a ésta situación que compromete la libre manifestación de las ideas he tenido que permanecer en mi domicilio, o dentro de las oficinas de mi medio de comunicación resguardándome de los riesgos al salir, ya que afuera la mano dura y la intolerancia son elementos altamente negativos para el cabal desempeño de mis actividades periodísticas y la autoridad hace caso omiso a la petición formal de medidas de seguridad, urgencia o salvaguarda para que se proteja a mis familiares y a mí, por la persistencia de los atentados.

“La única explicación de la impunidad es que no se quiere hacer justicia”, citaba a menudo Jesús Blancornelas observando como antes lo hiciera Leonardo da Vinci que “quien no castiga la maldad, la ordena”; dos sentencias que se actualizan en Veracruz, donde los delitos tienen un fuerte impacto social y favorecen el sentimiento de miedo en la sociedad porque se cometen, como en el caso que denuncio, en lugares públicos y al cobijo de esa corrupción que también se mueve por corrientes subterráneas y liquida todas las exigencias de justicia mediante acción, omisión o resoluciones tramposas fingiendo que administran ésta. Del mismo modo, la negligencia del Poder Judicial se convierte en un factor de ataque a la libertad de expresión.

Hay muchas evidencias de la opresión, y puedo dar testimonio en primera persona, siendo una la del martes 30 de septiembre del 2008 cuando, enfrente de las oficinas de mi periódico, el luchador social popoluca Ramiro Guillén Tapia fue ejecutado por la desidia oficial luego de 107 veces que el gobernador le autorizó audiencia y se las cancelaba. Minutos después de ese suceso, en oficinas del palacio de gobierno integrantes del gabinete estatal me replicaron que “se mató por pendejo”, y posteriormente frente a mi el titular del Poder Ejecutivo de Veracruz  no contuvo su ánimo despectivo proponiéndome que yo también me prendiera fuego y muriera, exhibiendo el abuso del poder al que se hizo adicto entre otras cosas.

El abuso de poder es una conducta claramente definida y que se sanciona con base en la Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y del abuso de poder, adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en su resolución 40/34, del 29 de noviembre de 1985 (... 1. Se entenderá por "víctimas" las personas que, individual o colectivamente, hayan sufrido daños, inclusive lesiones físicas o mentales, sufrimiento emocional, pérdida financiera o menoscabo sustancial de los derechos fundamentales, como consecuencia de acciones u omisiones …) 

C. PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA

C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO DE LA FEDERACIÓN

Ahora vengo a formalizar denuncia y a solicitar la pronta y efectiva investigación por el asecho que con recursos del Estado efectúan a este periodista y el espionaje de mis comunicaciones vía teléfono y otras que la tecnología posibilita en la actualidad. Este espionaje presuntamente lo realizan mediante pinchado y escaneo a mis teléfonos, así como con programas cibernéticos, y lo vendrían perpetrando desde hace tiempo forzándome  a cancelar parcialmente ese servicio importante para mi trabajo de informar, como alternativa sugerida por fuentes periodísticas que (no las revelaré) hace dos años me anticiparon la imposibilidad de llevar adelante una investigación seria “debido al peso (político) de Fidel Herrera (Beltrán)”, de quien se debe recordar que coactivamente ha tenido que admitir que en Veracruz sí se espía a quienes son considerados “enemigos”, entre los que figuran políticos, periodistas y demás personajes de la sociedad.

También pongo en su conocimiento, y pormenorizaré cuando esta autoridad me lo solicite, los bloqueos a mi sitio en internet, amenazas a través del espacio virtual y por otros medios, así como los recientes asaltos a las instalaciones de mi medio de comunicación en Pánuco, donde violentaron la entrada y saquearon, y el Estado de México donde dejaron un anónimo que en este momento le solicito cotejar e incluir en la indagatoria que se impone. Véase que los ataques son en abierto y embozados.

Puntualizo que no se trata de perseguir a alguien en específico y por nada, sino de juzgar a delincuentes y sancionarlos de manera ejemplar en razón de que, contradictoriamente, tienen compromiso con la administración de una justicia que debió llegar hace mucho tiempo y que por tardada parecería ya no ser, pero que es preferible a una injusticia eterna.

En esta querella debe considerarse que mis derechos políticos, económicos, sociales y profesionales han sido vulnerados continuamente, generando una situación vergonzante pero común en este Estado de la república mexicana donde la represión tiene muchas caras y al parecer es el gobernante en persona el que ejecuta la persecución vengativa a quienes manifiestan ideas desiguales a sus designios, negando la pluralidad y haciendo alarde de fuerza al mover todo el aparato oficial astutamente para “castigar” a sus “enemigos” en tanto que la impunidad cobija a los cómplices; donde funcionarios de la procuraduría junto con su titular son demandados penalmente porque “pierden” pruebas aportadas por agraviados usando la estrategia de batear de una oficina a otra los expedientes judiciales, como fue dado a conocer el 31 de enero de este año en la prensa estatal, y donde ese procurador negligente el 26 de febrero siguiente dijo que ninguna manta mediante la que se expresen reclamos constituye delito y al mismo tiempo se niega a actuar en la denuncia contra quienes el 15 de septiembre del 2008, frente a cientos de testigos, arrebataron violentamente la bambalina que coloqué sobre uno de los balcones de mi oficina planteándole al gobernador un contundente  “FIDEL TU INJUSTICIA también LATE CON FUERZA Y SEGUIMOS ESPERANDO BASTA DE IMPUNIDAD!”.

Inexcusablemente esa impunidad que concita más delitos, de tal consecuencia que el jueves 6 de este mayo al llegar a mi oficina nuevamente vi la marca de los asaltantes quienes, otra vez, se llevaron valores y material periodístico así como herramientas de trabajo que para un comunicador son primordiales. Ahora mismo uno de mis colaboradores se duele de tres asaltos consecutivos a su domicilio, el más reciente ayer, donde le dejaron un revolcadero y se llevaron documentos, dinero y diversos y lo peor que teme denunciar ya que tiene cierto también que la delincuencia se apoderó de señaladas instituciones.

Y anoche, mientras yo localizaba a Fidel Herrera Beltrán en un evento masivo para exponerle la situación y por enésima vez reiterarle mi demanda de que cesen las agresiones, esto en razón del cargo constitucional que detenta siendo el responsable de que la ley se aplique y se arribe a la demandada justicia con base en el Derecho, aunque está comprobado que nada se mueve en Veracruz si él no lo autoriza, al retornar a la unidad automotriz que conduzco observé que la acababan de abrir,  robaron del interior y hasta dejaron entreabierta la puerta del lado del copiloto. A la misma unidad en el cristal de atrás le dibujaron obscenidades y la rayonaron de varias partes.

 

C. PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA

C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO DE LA FEDERACIÓN

Pongo a su disposición elementos que permitirían a las autoridades competentes identificar, arrestar y juzgar a los culpables de los viles actos que señalo y, específicamente del atentado del 15 de septiembre del 2008, referido en líneas precedentes, entrego a usted evidencias en fotografía y uno de los videos donde se observa claramente la acción represiva ejecutada a la vista de cientos de personas; testimoniales contundentes que muestran el contenido de la bambalina que puse y el exceso de fuerza, grotesca, que emplearon para desprenderla desplegando tácticas de terrorismo; pueden ser identificados varios de los autores materiales de los delitos que el procurador estatal quiere tapar aunque su jefe, el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, frente a mí los admitió descaradamente y retó a que me inmolara si no se me daba justicia.

Reitero: en el video que pongo a disposición de esta autoridad, que si lo diera a la autoridad estatal seguramente ya se habría “extraviado”, asoman en pleno operativo varios de los individuos que ejecutaron la agresión sitiando las instalaciones de mi periódico, subiendo a rapel y descolgándose de la azotea, mientras adentro otro comando con metralletas entraba por los pasillos a mi oficina donde yo intentaba proteger a mis familiares mas cercanos; acción represiva que después el gobernante, mi familiar en primer grado, admitió en todos sus términos: “pero yo les dije que no te maltrataran mucho, así que ni te quejes”.

También aporto, inicialmente, los elementos de prueba siguientes:

·       Páginas del Informe de la Fundación Manuel Buendía entre los años 2004 al 2009, donde son mencionados decenas, y esos son sólo algunos, de los tantos ataques contra la prensa en Veracruz

·       Artículo de Carlos Lucio Acosta, “La Prensa en Veracruz ¿periodismo bajo fuego?”, publicado en el periódico Altavoz

·       Fotografía de las obscenidades trazadas sobre mi vehículo

·       Carta de la organización PROBIDAD, enviada a la aun cabecilla de la “Comisión de Derechos Humanos” de Veracruz

·       Carta que el periodista Evaristo Ortega Zárate dirigió al gobernador de Veracruz antes de su desaparición hace pocos días

·       Comentarios publicados en la página electrónica politicaaldia.com el jueves 29 del recién pasado abril, donde exponen la situación adversa  a la prensa y demás actores  sociales y políticos en Veracruz

·       Columna de Quirino Moreno Quiza, en la que se refiere a la suplantación de mi correo electrónico por desconocidos que propalan versiones sobre personas de la vida pública y privada

·       Páginas del Informe “Agresiones Contra la Libertad de Expresión en México”, que el 22 de marzo de este 2010 Article 19 y CeNCoS entregaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, D.C., donde Veracruz es puntero nuevamente.

·       Nota donde denuncio públicamente varias incursiones a mi domicilio, reproducida por “Periodistas Contra el Crimen y la Corrupción”

·       Oficio CGE/DAJ/167/2007 remitido por la Contraloría estatal, en el que esa dependencia del Ejecutivo local asume la defensa del gobernador sobre la denuncia que interpuse en la estatal Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos el 22 de mayo del 2007, a la cual la representación social nunca le dio el curso legal correspondiente

·       Comentario publicado en el sitio gobernantes.com el día 26 de abril, donde son aludidos ajusticiamientos perpetrados por el gobernador del Estado contra quienes no se avienen a sus deseos

·       Anónimo que dejaron en las instalaciones de este periódico en el Estado de México como forma indirecta de inhibir la libertad de expresión

·       Comentario publicado en la página electrónica politicaaldia.com el 11/04/2010, donde expresan en términos generales cuál es la situación de represalias que se padece en Veracruz

Audio y transcripción de la comparecencia de Juan Alfredo Gándara Andrade en la Cámara local de Diputados el 18 de noviembre del 2009, plagada de mentiras y donde se escucha su referencia a mi persona ocasionándome afectación en mi reputación, la consideración que de mi tienen los demás, afectos, decoro, honor, vida privada; audible en el tiempo 01:55:24 – 02:01:45 – 02:10:17, del Archivo:a181109co.mp3 que (adjunto en CD y) está disponible en las direcciones de internet http://www.legisver.gob.mx/videoteca/xComparecencias.php  y/o     ftp://www.legisver.gob.mx/comparecencias/audio; probatoria que además esta autoridad deberá allegarse y Certificar empleando para ello los instrumentos que la legislación le posibilita

·       Y documentos y testigos que en el momento procesal oportuno referiré

 

Por lo expuesto, y fundado en Derecho, a usted solicito que

ü Me tenga por presentado en tiempo y forma con éste escrito de denuncia, al cual dé el registro correspondiente reservando mi Derecho de aportar pruebas como coadyuvante de esta autoridad y notificándome siempre en el domicilio que proporciono.

ü Lleve a cabo cuanta diligencia sea necesaria para el debido esclarecimiento de los hechos que señalo.

ü Incorpore a ésta toda la información relacionada con el caso y recabe la declaración a todas y cada una de las personas que para efectos de la correcta investigación les resulte cita.

ü Actúe prontamente y con apego a la Ley para la debida administración de Justicia, evitando la coacción a través de juicios interminables

 

PROTESTO LO NECESARIO

Jalapa de Enríquez, Veracruz. Lunes 10 de mayo del 2010

 

 

 

 

___________________________

MARTÍN SERRANO HERRERA

Ccp/ Opinión Pública, defensores de derechos humanos y civiles, autoridades

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Seguridad Social -

Pues si asi estan las cosas, las cosas estan realmente mal, no? Lo peor es que no hay nadie que haga nada para solucionarlo.

tribuna -

Así están las cosas

Hoteles Lisboa -

No tenia ni la menor idea de que la situacion estuviese como nos cuentas por aqui! Te agradezco que pongas esta informacion, asi sabremos como esta todo, porque en las noticias poco dicen de esto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres