Blogia
DIARIO TRIBUNA

OTRA DENUNCIA PENAL CONTRA EL GOBERNADOR DE VERACRUZ!

** “Está loco…”, responde gobierno del estado

 

 loco-armado 

Este fin de semana el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, acumuló en contra otra denuncia penal, ahora por amenazas de muerte.

La querella radicada ya en el expediente AP/68/07 MI del Ministerio Público Federal en Orizaba, zona centro de Veracruz, fue presentada por el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado, Víctor Alejandro Vázquez Cuevas.

Según la acusación, Vázquez Cuevas recibió en su teléfono celular y grabó una llamada donde con palabras altisonantes le exigen “no meterse con el gobernador”.

Dicha llamada fue realizada desde el número telefónico 8418000, del sistema estatal de Seguridad Pública en el área conocida como C-4, en Jalapa.

Víctor Alejandro Vázquez Cuevas responsabiliza del hecho al titular del Poder Ejecutivo, quien parece que ya se ha vuelto coleccionista de altercados judiciales porque desde que asumió la gubernatura, enmedio del escándalo, ha sido denunciado al menos en tres ocasiones por la comisión de diversos ilícitos, incluidos los electorales.

Y el 22 de mayo de este año 2007, el director general de Diario TRIBUNA se querelló en contra del mandatario recibiendo la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos el escrito de denuncia correspondiente.

Aunque esta denuncia penal que el titular de Diario TRIBUNA formalizó ante autoridad (in)competente trascendió, la prensa local de por si adicta al embute y a ciertas atencione$$$$ desde el palacio de gobierno, se quedó muda, ciega y sorda.

La excepción fue la prestigiada agencia (apro) de la revista Proceso, que sí dio cobertura al hecho y la nota de Regina Martínez dio la vuelta al mundo, siendo retomada por numerosos medios de comunicación en todo el planeta.

A raíz de ello han incrementado el hostigamiento contra Martín Serrano Herrera, director de Diario TRIBUNA, quien incluso por fuentes ultraconfidenciales ya fue alertado de que el gobernador Fidel Herrera Beltrán ordenó que lo asesinen.

Por lo pronto, el gobernador tendrá que responder a la querella que recién formalizó en su contra el líder panista en el estado de Veracruz, Víctor Alejandro Vázquez Cuevas.

“ESTÁ LOCO…”

Cuestionados al respecto y por separado, varios funcionarios cercanos al gobernador Herrera expresaron primero sorpresa, y luego una respuesta lacónica, como si se tratase de un guión oportunamente estudiado.

“Está loco el hijo de la chingada…”, dijeron (Nota de la redacción: se presume que refiriéndose al querellante Vázquez Cuevas).

-- Se trata de otra denuncia en contra del gobernador

Está loco el hijo de la chingada...”, insistieron.

ÚLTIMA HORA...ÚLTIMA HORA...

ESCUPE EN LA CARA REYNALDO AL PRESIDENTE CALDERÓN!


Para quienes aseguraban que “son inventos” lo que Diario TRIBUNA ha publicado sobre las gélidas relaciones entre el presidente de México, Felipe del Sagrado Corazón del Niño Jesús Calderón Hinojosa, y el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán… sirva de muestra la reyerta que tuvo lugar en el segundo nivel del palacio de gobierno, en Jalapa, la tarde de este domingo.


Fue un encontronazo donde las mentadas de madre corrieron a cargo del “tío incómodo” Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez, y le fueron contestadas por su sobrino Alfonso Vázquez Cuevas. Manuel Espino Barrientos y Víctor Alejandro Vázquez Cuevas se centraron en el reproche institucional.


20 minutos atrás había terminado el mitin de cierre de campaña de los candidatos a la alcaldía y dos diputaciones por la circunscripción de la capital de Veracruz, Jalapa, donde Espino Barrientos, dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN) exigió una disculpa pública del gobernador ya que apenas el presidente Calderón termina de entregar apoyos a los veracruzanos y da la media vuelta, y de inmediato Fidel y sus contlapaches lo apuñalan por la espalda.


Concluidos los discursos, todo fue cruzar la plaza Lerdo y calle Enríquez para topar con policías estatales que impedían el paso a la casa del pueblo, es decir el palacio de gobierno. Al unísono el contingente blanquiazul exigió entrar pero solo unos pocos reporteros y cuatro panistas pudieron ingresar: los hermanos Vázquez Cuevas, Víctor líder del panismo veracruzano y Alfonso delegado federal del Trabajo, el alcalde de Nayarit y el propio Espino.


Fueron recibidos con leperadas por Reynaldo Gaudencio, titular de la secretaría de gobierno.


Luis Arturo Ugalde Álvarez, secretario privado del gobernador Herrera, (que hace poco quiso chamaquear al director de Diario TRIBUNA) intentó calmar los ánimos pero no tuvo éxito.


Reynaldo Gaudencio estaba en su papel, y destilaba odio hacia sus sobrinos los Vázquez, hijos de una de sus parientas. Ladró algunas palabras propias de tugurio y tuvo la contestación que necesitaba para cerrar la boca, golpear la mesa de “diálogo” y desaparecer de la escena dejando a todos con una muestra del tipo de funcionarios que integran el gabinete del Tío Fide.


Manuel Espino Barrientos exigió una disculpa pública para el presidente Calderón por los actos de cobardía del gobierno de Herrera, y que cesen los desvíos de recursos públicos para los candidatos del gobierno del estado que aspiran a cobrar durante los siguientes años desde la comodidad de la güevonería institucionalizada. Mascullando Reynaldo sacó su legajo de documentos incriminatorios a los panistas, pero todos y cada uno resultaron ser chafas. Amenazó con una denuncia penal, recogió sus papeles y se fue no sin antes liarse a mentadas de madre con su sobrino.


Espino se mantuvo en el reclamo. Afuera, mientras tanto, entre el jaloneo le robaban su cartera y el teléfono celular al director del jurídico blanquiazul en la entidad y representante electoral del PAN, Rafael Sánchez Hernández.


Un grueso expediente, de inmediato fue turnado al presidente Calderón, en lo que pareciera ser el conteo regresivo de los días de Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez al frente de la secretaría general del gobierno de Veracruz.


Por supuesto que la prensa local adicta, y corresponsales de medios del Distrito Federal, maiceados, solamente dan la versión que se les ordenó desde el palacio de gobierno.
Diario TRIBUNA lo narra tal cual.


A la salida, Espino y los Vázquez reconocieron y saludaron al director de este periódico, Martín Serrano Herrera, quien tiene denunciado penalmente al gobernador Herrera desde el 22 de mayo de este año. “El Pipo” Víctor Alejandro Vázquez Cuevas lo denunció apenas, este fin de semana, por haberlo amenazado de muerte a través de una llamada telefónica, donde le dijeron palabras de “gruesísimo calibre” que por respeto al público no vamos a transcribir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres