Blogia
DIARIO TRIBUNA

UN OVNI ES EL CULPABLE DE LA MUERTE DE DOÑA ERNESTINA!

UN OVNI ES EL CULPABLE DE LA MUERTE DE DOÑA ERNESTINA!  

A las siete y media de la noche se despejó la duda: “No ejercicio de la acción penal”.

 

Tras un atril el DELINCUENTE Procurador General de Justicia del Estado de Veracruz, México, Emeterio López Marquez, leyó la Determinación que uno de sus subalternos, Juan Alatriste Gómez, firmó (mero protocolo) sobre el expediente 140/2007, que del 25 de febrero al 30 de abril acumuló mas de mil doscientas fojas y dos anexo.

¿Fin de la historia?  

Quien sabe, porque el caso de Digna Ochoa Plácido, Libertad Hernández, una descuartizada, y otros, veracruzanos, a pesar de que se les dio carpetazo judicial, la duda persiste.

Dos días atrás, el gobernador Fidel Herrera Beltrán exhoneró al Ejército Mexicano de la muerte por presunta violación.

Así, doña Ernestina Ascencio Rosario pasa a la historia como una mas de las ancianas de la sierra de Zongolica, en el sur poniente de la entidad veracruzana, que se queda en el limbo esperando que la justicia llegue.

 

No voy a contestar este, no, no hay preguntas para contestar… eso es que sí hay preguntas pero no”, y el “procurador” originario del norte de Puebla huyó por una puerta trasera del sitio donde se efectuó la declaración oficial sobre el caso de doña Ernestina.

 

Los foto-reporteros no tuvieron mas remedio que avocarse a retratar el GRUESO expediente que unos empleados de Comunicación Social del gobernador les pusieron a la vista sobre una mesita.

 

Diez minutos después el capítulo estaba cerrado.

Martín Serrano Herrera, el director general de Diario TRIBUNA, presente en el sitio y justo atrás del DELINCUENTE Emeterio López Márquez, lo anticipó el jueves 12 de abril de este año que transcurre raudo: “ALISTAN NO EJERCICIO DE LA ACCIÓN PENAL…”. La nota se subió al ciberespacio a las 04:21.

 

Cualquiera lo puede constatar.

 

“Vamos a notificar a los familiares”, fue lo último que se oyó decir al DELINCUENTE Emeterio López Márquez antes de huir de los periodistas que se quedarían con la interrogante en la boca sobre si a doña Ernestina la mató un susto, o un ovni, o se cayó de un árbol de jinicuile, o fueron la pobreza, la marginación y el absoluto olvido oficial las verdaderas causas de su deceso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres