Blogia
DIARIO TRIBUNA

SECUESTROS

SECUESTROS
BINIZA (voces al viento en zapoteco): Lo malo de los secuestros y desapariciones, es que no parará el asunto ahí…

PASILLOS DEL PODER
César Augusto Vázquez Chagoya/ Diario TRIBUNA


Este 20 de diciembre al parecer llegaron a su clímax los delitos para desaparecer personas en Veracruz. Cada caso tiene sus móviles muy concretos, pero es preciso destacar que los desaparecidos y secuestrados en los últimos días, dependiendo de su condición política y económica, es como se busca que regresen con sus familias.
Lamentable que el estado jurídico se esté rompiendo en Veracruz por grupos delictivos bien definidos y que tanto autoridades estatales como federales, a pesar de que hacen esfuerzos, no han logrado regresar a los desaparecidos a sus casas, y al contrario aumentan los casos de secuestros por venganza o por dinero.
Este miércoles 20 de diciembre, cerca del mediodía, fue secuestrado el empresario Óscar Contreras Ávila por supuestos elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI). Cabrera Ávila es un fuerte contratista de Petróleos Mexicanos y ha tenido fuertes rivalidades con otros grupos de empresarios que le trabajan a la paraestatal, y no se descarta que el móvil provenga de las demandas que él interpuso contra otros empresarios del puerto de Coatzacoalcos. Aunque se habla de que ya los secuestradores se pusieron de acuerdo con la familia al solicitar su rescate de 4 millones de dólares que tiene en reserva para ser liberado.
Casi a la misma hora que secuestraron al empresario porteño, en el centro de Veracruz, en el rancho El Escarbadero en el municipio de Medellín, fue secuestrado su propietario Mauro Loyo Molina , hijo del ex secretario de Salud en el pasado sexenio, Mauro Loyo Varela, y nieto del desaparecido y poderoso ganadero de La Mixtequilla, Tomás Molina.
Mauro Loyo Molina fue secuestrado por 5 personas que llegaron a bordo de una camioneta negra Explorer y fue salvajemente golpeado, desapareciendo a pesar del fuerte operativo que se inició de inmediato en toda la región. Se corrió la versión de que había sido encontrado su cuerpo ejecutado, pero esto no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades judiciales de Veracruz.
Por otra parte, según versión extraoficial de familiares, Mauro Loyo Molina está vivo y los secuestradores ya hicieron contacto con la familia, donde se solicita un rescate casi igual al del empresario de Coatzacoalcos, de 4 millones de dólares.
El secuestro de Mauro Loyo Molina se viene dando en el marco de las investigaciones que se le hacen a su padre, doctor Mauro Loyo Varela, ex secretario de Salud en el gobierno de Miguel Alemán, y es precisamente que al progenitor de este ex funcionario que hoy secuestraron se le señala como el que obtuvo contrato jugosos por lavar la ropa en los hospitales y ser el encargado de comprar los terrenos para construir clínicas y hospitales en todo el estado de Veracruz.
Por otro lado, según versiones, se investigan las relaciones personales de Mauro Loyo Molina y hay quienes se atreven a señalar que puede ser un autosecuestro o un asunto pasional.
El gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, anunció que un grupo especial de la Procuraduría General de la República arribaría al puerto de Veracruz para investigar el secuestro del hijo del inminente neurólogo Mauro Loyo Varela.
En el anterior contexto, no sólo Contreras Ávila y Mauro Loyo Molina están desaparecidos en el estado de Veracruz. Hace cerca de dos meses, en Chicontepec, desapareció el joven contador Eliseo Granados Mejía, quien es hijo del ex presidente de la asociación ganadera local en 1987, Eliseo Granados Arrieta, quien fue secuestrado por los hermanos Justo y Roberto Cabrera Sagahón en ese mismo año. Los Cabrera fueron encarcelados por Fernando Gutiérrez Barrios, siendo gobernador del estado, en el penal de Pacho Viejo.
El pasado 13 de diciembre desapareció el coordinador de la Policía Intermunicipal de Poza Rica-Tihuatlán-Coatzintla, Gonzalo Chong Ortiz , y hay dos móviles por su desaparición: el primero es que pudo haber sido raptado por el esposo de una mujer con quien tenía relaciones el jefe policiaco; el segundo, es que sus mismos compañeros lo hayan entregado al crimen organizado por afectar intereses muy fuertes.
El lunes 18 de diciembre fue secuestrado el niño Uriel Hernández Arcos , de 4 años de edad, en su casa en Atzalan, en donde los secuestradores piden un rescate de 800 mil pesos. Los delincuentes piensan que el padre tiene mucho dinero porque estuvo en Estados Unidos trabajando y construyó una bonita casa cuando se fue al vecino país.
Otro caso es el del ganadero Iván Murrieta Sánchez , de 19 años de edad, quien desde el pasado lunes fue secuestrado por un comando que lo bajó de su camioneta y lo transbordaron para llevárselo a rumbo desconocido. La unidad de la víctima, una camioneta Ford color vino placas XK 192664 del estado, fue encontrada impactada contra un árbol de naranja, pero sin su propietario. Los hechos fueron en el municipio de San Rafael. Aquí se desconoce el móvil.
No es fácil para las autoridades de Veracruz parar la ola de secuestros en una entidad tan grande, pero también se nota que según el origen del secuestrado es la atención que le dan las autoridades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Supra Skytop -

Here you should have a goal for the year related to your life purpose. So our life will be full of hope and exciting. Do you think so?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres