Blogia
DIARIO TRIBUNA

Parece maldición…

Parece maldición…

AHORA LA MODA ES ASALTAR PERIÓDICOS Y PERIODISTAS, cerrar radiodifusoras, robar maquinaria de impresión, vehículos y equipo de edición, vetar publicidad, matar trabajadores de los medios y un rosario de tropelías interminable, con permiso de gobernadores y Presidencia de México…

 -.-.-.-.-.-

 

La noche del 26 del reciente Junio los ladrones “con permiso” dejaron a pata, como coloquialmente se dice, al director de Diario TRIBUNA al robar el automóvil de este que había sido estacionado a tres calles de las oficinas del rotativo, y misma distancia del recinto gubernamental aludido, en el Centro de Jalapa, capital del estado.

 

Previamente habían ingresado a las oficinas del periódico y luego del hurto del auto lo volvieron a hacer, robando esta vez nuevas evidencias de un caso más de corrupción que se está indagando, así como documentos varios, papelería, una cámara con fotografías que respaldan la indagación periodística, y objetos diversos.

 

Se denunció ante la autoridad competente, aunque se prevé que el expediente será uno más de los veintitantos que se han acumulado en estos años desde que se robaron la maquinaria completa y arrasaron con las instalaciones de este medio de comunicación la noche del 14 de febrero del año 2001 a madrugada del día 15.

 

IM 125/ 2007

C. AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO PARA DELITOS CONTRA PERIODISTAS

Ciudad.

P r e s e n t e.

El suscrito, MARTÍN SERRANO HERRERA, en mi carácter de agraviado y denunciante, con el presente comparezco ante usted para puntualizar las siguientes situaciones y reclamar investigaciones genuinas:

  1. En relación a su notificación fechada en 21 de mayo de 2008, referente a la eventual implementación de medidas de salvaguarda luego de que el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, A. C.,  en mi representación solicitaron la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al efecto y ésta indaga, es necesario resaltar
    • Que dichas medidas de salvaguarda que han sido demandas durante años y que de pronto nos “ofrece” el Poder Público de Veracruz, específicamente el Ejecutivo que violenta las libertades de Información, Expresión y Prensa, que nos ataca y desde ahí han pretendido aniquilarnos, en la práctica constituyen éstas medidas un reconocimiento a la situación de peligro que acusamos
    • Que desde la fecha del citatorio al que ustedes denominan “notificación” a hoy, en ningún momento ha sido planteado en qué consisten las precitadas medidas de salvaguarda, aun cuando me he presentado a esta Agencia del Ministerio Público y en varias ocasiones dialogado con personal de la misma y personalmente con usted.
    • Que al no haber sido dilucidado este tema, se advierte que el ofrecimiento de “...salvaguardar su seguridad personal y la de su familia” es una vacilada más de los mismos agresores, en tanto que los agravios se multiplican, como enseguida narro
  2. Respecto a los ataques incesantes en represalia al quehacer informativo que llevamos a cabo, hace pocos días a tres calles del palacio de gobierno me robaron el automóvil que conducía y que también es una de mis herramientas de trabajo, suceso que denuncié en la Agencia Segunda del Ministerio Público donde iniciaron la Indagación Ministerial 653/08/I. Ahora se metieron a las  oficinas de mi periódico y robaron evidencias de un caso de corrupción que seguimos periodísticamente, y otros bienes entre los que sobresale una cámara fotográfica con imágenes que complementan dicho trabajo. Le solicito tomar nota de esta cuestión.

A t e n t a m e n t e

Jalapa-Enríquez, Veracruz; lunes 14 de julio del 2008

 

_____________________________

Martín Serrano Herrera

 

Las oficinas de Diario TRIBUNA están al cruzar la plazoleta Sebastián Lerdo de Tejada, frente al palacio de gobierno en la misma Jalapa de Enríquez, Veracruz, México.

 

Estos hechos están precedidos por una larga cadena de agresiones contra el medio de comunicación y sus colaboradores, día tras día los recientes ocho años.

 

Y la impunidad es patética.

 

Golpizas, robo de toda la herramienta de trabajo, acoso permanente y delitos continuos y continuados han sido denunciados hasta el hartazgo. Y no pasa nada.

 

Ni siquiera la institución presidencial, ha petición de instancias internacionales, a podido contra los sicarios de la Libertad de Expresión que tienen nombre y apellidos acreditados judicialmente por nosotros a lo largo del tiempo y que es otro de nuestros méritos.

 

Por eso ahora que llega el dato de que asaltaron las instalaciones de la agencia CIMAC, A.C.

  

Instalados en la dura realidad que vive el periodismo independiente en México, vaticinamos que los maleantes gozarán de cabal impunidad por los siglos de los siglos hasta el día del juicio final.

 

Ojalá nos equivocáramos. Ojalá.

 

  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres