Blogia
DIARIO TRIBUNA

DAN PA’ TRAS A LOS POLICÍAS QUE DETUVIERON A LYDIA…

  

Las leyes se hicieron para los pendejos y para los más jodidos, y para los que se dejen, reza la conseja popular.

Y es que nunca irán a la cárcel a purgar condena los poderosos de influencias y dinero en este vapuleado México, aunque merezcan doscientas cadenas perpetuas al hilo.

Al menos no en el corto plazo.

En esa tesitura, solo una sarta de pendejos podría creer que sí le darían pa’tras a Nacif, a Marín, a Fidel Herrera, a Gamboa, y a tantos mas de similar calaña.

Pueden ser ellos los peores criminales, despiadados asesinos, la nata de la nata de la crema del fango mas podrido y excrecencias de la sociedad mas putrefacta (la de ellos, claro), que nunca se les va a mirar pasando revista y diciéndole “presente” al carcelero mañana, tarde y noche.

Pueden hacer y desbaratar, y perpetrar todos los excesos imaginables y los que aun no se inventan, que todavía habrá quienes les den las gracias por tanta vileza.

Las leyes seguirán siendo para los pendejos y los más jodidos, y para quienes se dejen.

Y el hilo continuará reventándose por lo mas delgado y muy convenientemente hacia un solo lado, el de los pendejos, jodidos y quiénes se dejen.

Tómese nota de que después de años, el caso de Lydia Cacho Ribeiro se va a resolver refundiendo en chirona a los policías que tuvieron la mala fortna de que los mandarán a apresar a la autora de “los demonios del edén”.

Ellos recibieron órdenes de llevársela en un automóvil sin parar y a vuelta de rueda, desde Cancún en el estado de Quintana Roo, hasta Puebla de Mario Plutarco Marín (no se recuerda si tiene otro apellido).

Pues a ellos van a encarcelar por los siglos de los siglos para dar por concluido este penoso caso, mientras que los criminales arriba mencionados, en plena francachela.

Así es en este México nuestro.

La nota de LaJornada no tiene desperdicio:

 

Juez ordena el arresto de cuatro policías que detuvieron a Cacho

Un tribunal de Cancún libró la orden de captura. La periodista fue detenida en 2006.

Alfredo Méndez


Publicado: 15/05/2008 17:42

 

 

México, DF. Cuatro de los cinco policías que participaron en la captura de la periodista Lydia Cacho, en diciembre de 2006, enfrentan órdenes de aprehensión por delito grave, en tanto que uno de ellos quedó libre de los cargos penales que le fincó originalmente la Procuraduría General de la República, confirmó el abogado Javier Olea, coadyuvante de la autoridad ministerial.

Según el litigante fue el juzgado primero de lo penal con sede en Cancún, Quintana Roo, el que libró las órdenes contra los policías del estado de Puebla acusados por el delito de abuso de autoridad.

Dicho juzgado se negó a librar la orden de aprehensión en contra de una mujer, también agente policiaco, bajo el argumento de que no se acreditó su participación en las presuntas violaciones de las garantías individuales de Lydia Cacho.

Olea, agregó que en el caso de Kamel Nacif, éste no tiene problema porque las acusaciones en su contra no implican delito grave, “y por ello difícilmente lo veremos en prisión".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres