Blogia
DIARIO TRIBUNA

“PREGÚNTENLE AL PROCURADOR... SI ES QUE NO HA HUÍDO”: REYNALDO ESCO-BAR

“PREGÚNTENLE AL PROCURADOR... SI ES QUE NO HA HUÍDO”: REYNALDO ESCO-BAR



Este domingo en uno de los tantos centros de perdición que pululan en la capital del Estado de Veracruz, varios individuos que supuestamente cobraban las cuotas de protección al estilo Siciliano, con armas de alto poder balearon a un parroquiano y a un elemento de la policía preventiva, el cual falleció. 

Alertadas de inmediato todas las corporaciones, tardaron mas de una hora en arribar al lugar, a propósito y como es habitual cuando “hay gato encerrado”.

Jalapa es una localidad habitada por tal cantidad de personas que frisa el medio millón, hacinadas en un área que para donde quiera que se mire, es de orografía accidentada.
 

Tiene, como toda metrópoli, zonas donde la roña no cabe porque es especio reservado para unos cuantos que sí las pueden. No importa si quienes ahí viven son honorables (casi ninguno) o no lo son. Lo que cuenta es que sus cuentas en banco son multimillonarias. 

Y uno de estos es el “célebre” segundo de a bordo en el gobierno del delincuente de siete suelas Fidel Herrera Beltrán. 

Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez ahora funge en el cargo de secretario de gobierno, pero su fama traspasa fronteras, principalmente las del ambiente en todos los tugurios habidos, y de los cuales es consentido desde que fue alcalde en esta urbe hace tres años. 

Recientemente, Reynaldo Gaudencio pidió a si mismo y para sí incrementar el número de guaruras que lo resguardan de malas vibras, ya que es él quien tiene la facultad de autorizar o no ese tipo de prerrogativas. 

Los motivos del Rey-naldo fueron que frente a su domicilio y sin previo aviso se plantaban vehículos con sujetos que desde el interior dejan ver las armas de alto calibre que apantallan a cualquiera, y teme debido a que  su conciencia le tira de mordidas a diario, y principalmente a la hora de los sueños. 

A inicios del año 2005, Reynaldo aseguraba, y en años subsecuentes también, que la delincuencia es un mito en Veracruz, pero se pisó la lengua pronto. 

Para el director Martín Serrano Herrera negó las medidas cautelares que la paraestatal Comisión de Derechos Humanos demandó por hallarse en constante riego la existencia del comunicador. Hubiera sido tanto como echar de cabeza a la nomenclatura  que tiene secuestrado el gobierno de la entidad. 

Locuaz como es, Esco-bar Pérez acaba de desmentirse declarando también que el Poder Judicial de la entidad es el último rincón de la corrupción, lo cual nosotros en Diario TRIBUNA lo venimos aseverando con documentales, desde hace muchos años. 

Tras la balacera de este domingo, el responsable de la política interna de Veracruz, y que en un descuido podría treparse hasta la silla principal en palacio de gobierno, salió a declarar que en Veracruz --el Estado donde los crímenes contra periodistas son ya parte del paisaje cotidiano-- nada pasa. 

Sin embargo, ante la bofetada de los hechos y mientras trataba de hallar la salida por la tangente, descuidó un flanco lo que permitió un atisbo a las intimidades del Poder público en Fidelandia: “Pregúntenle al procurador, si es que no ha huido (…)” 

Regada la sopa de nuevo, el criminal gobernador Fidel Herrera Beltrán se paró ante los reflectores para prometer (otra promesa) un reporte completo de lo sucedido.

Nadie le creyó, ni siquiera sus compinches de la prensa adicta. 

En fecha previa, la página web de la revista proceso publicó una comunicación signada por el secretario general del gobierno de Veracruz para “desmentir” que los miembros de los cárteles que operan en todo el sureste de México SON AMIGOS DEL GOBERNADOR HERRERA. 

…. “Pregúntenle al procurador, si es que no ha huido (…)” 

 =======================

imágen de elDemócrata

NO SE OLVIDE DE DEJAR UN COMENTARIO

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres