Blogia
DIARIO TRIBUNA

TABASCO, CON EL AGUA AL CUELLO...

 

Nueva Orleans en 2005. Hoy es Tabasco

SOCIEDAD ABIERTA

q Agua de Tabasco

ERNESTO REYES para Diario TRIBUNA

“Agua de Tabasco vengo,

Agua de Tabasco voy,

De agua hermosa es mi abolengo

Y es por eso que aquí estoy,

Dichoso con lo que tengo'.

Este domingo 4 de noviembre se cumplieron exactamente 110 años del nacimiento del gran poeta del trópico mexicano, Carlos Pellicer Cámara. Pero seguramente los homenajes que año con año se organizan en su memoria no fueron posibles ahora que la entidad entera, y particularmente la ciudad que tanto amó, Villahermosa, sigue bajo el agua, como consecuencia del azote de la naturaleza, además de  una larga historia de corrupción y falta de medidas preventivas que permitieron que el edén mexicano se convirtiera en una gran laguna.

Nacido el 4 de Noviembre de 1897, en la capital tabasqueña enclavada en la ribera del río Grijalva, Pellicer perteneció a la generación de intelectuales mexicanos conocidos como “Los Contemporáneos”, pero se diferenció de ellos “para elaborar una poesía que irradia belleza en la contemplación del universo. Escribió con sensualidad, emoción y sentido religioso, sobre temas tales como el sol, la selva y los ríos.”

Su amor por la naturaleza es una cualidad que siempre se le reconoció, además de su actividad literaria, pues vista la destrucción ambiental que ahora genera estragos en todo el mundo, incluyendo su patria chica, fue pionero de una labor de concientización para que autoridades y el pueblo en general se interesara en el cuidado y preservación del medio ambiente y la cultura.

Pellicer trabajó mucho para preservar y rescatar, por ejemplo, lo que ahora se conoce como parque la Venta, que es un museo representativo de la cultura olmeca. Pero también fue animador de proyectos que hasta ahora persisten como la Casa Museo Frida Kahlo, en Coyoacán, de la ciudad de México y el Anahuacalli, de arte prehispánico.  

En reconocimiento, sus paisanos crearon la Casa Museo Carlos Pellicer Cámara, en  la vivienda en la que nació y vivió el entrañable poeta, cuya suerte se ignora como consecuencia de la gran inundación, ya que ahí se alojan objetos personales, fotografias y otras piezas, del mundo terrenal y creativo del famoso autor.

Con clima tropical, abundancia en agua y exuberante vegetación, Tabasco es la tierra, fuente de la gran inspiración del escritor, pero es hoy escenario de una tragedia de consecuencias inimaginables, a raíz del cataclismo causado por el crecimiento de ríos, procedentes de las estribaciones del estado de Chiapas, que estuvieron mal controlados por la presa “Peñitas”, operada por la Comisión Federal de Electricidad.

Acostumbrados a vivir entre ríos, arroyos y pantanos, los tabasqueños fueron tomados por sorpresa porque siempre vivieron dominados por la incredulidad de que el agua nunca podía llegar tan alto, dados los niveles históricos de sus embalses. Por algo Pellicer no decía que iba a visitar su “tierra” cuando anunciaba un viaje a su terruño: “Voy a mi agua”, bromeaba.

Sin embargo, ahora, la naturaleza decidió cobrarle a la población y a sus autoridades –con sus urbanistas ambiciosos- los errores cometidos al construir fraccionamientos y unidades habitacionales en zonas que están por debajo del cauce de los ríos, sin un sistema eficiente para desalojar el agua que casi todo el año se precipita en abundancia.

Toca a las organizaciones de la sociedad civil así como a la clase política exigir cuentas a quienes en los gobiernos recientes – federal, estatal y municipal- desviaron recursos para obras de infraestructura que previnieran desastres como el que mantiene a miles y miles de personas sin casa, sin pertenencias y sin forma de sobrevivir porque perdieron hasta lo más indispensable.

Una habitante de Villahermosa, en el estado mexicano de Tabasco, desaloja su hogar tras el desbordamiento del río Carrizal.

  UnaUna habitante de Villahermosa, en el estado mexicano de Tabasco, desaloja su hogar tras el desbordamiento del río Carrizal. (foto de la agencia EFE)

Ya hay denuncias sobre millonarios presupuestos aportados por PEMEX y el gobierno federal cuyo destino se quedó en la bolsa de funcionarios priistas que siguen dominando políticamente al estado. Deberá investigarse y castigarse la negligencia, la omisión y los “crímenes” cometidos, por disponer de recursos públicos para provecho personal y político.

Pero en estas horas oscuras que viven los hermanos tabasqueños, nadie debe quedarse atrás en la solidaridad que se demanda para paliar en algo el sufrimiento de quienes la última semana durmieron en la inocencia de que no les iba a pasar nada y despertaron súbitamente con el agua hasta el cuello que los obligó a subirse a las azoteas, abandonar la zona y buscar refugio o bien, emprender el éxodo hacia otras latitudes para que no los alcanzara el caudal asesino que en este triste otoño les robó sus pertenencias, sus animales preferidos y los sueños de progreso, personal y colectivo, que hoy deambulan en las paredes de casas y edificios repletos de agua.

En los medios de comunicación hay innumerables invitaciones para entregar apoyos en especie y en efectivo. Según la institución que le tengamos confianza, no dejemos de ayudar, porque después de la etapa crítica viene la reconstrucción que se advierte larga y no exenta de conflictos.

El maestro Carlos Pellicer Cámara muere a la edad de 80 años en la ciudad de México el 16 de febrero de 1977. Sus restos descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.

Su patria chica, que tanto lo recuerda, hoy está maltrecha, por efecto de la naturaleza y sus malos gobernantes.

Sin embargo, como una premonición, en su poesía, se adelantó al espíritu que debe privar entre sus paisanos, hombres y mujeres de bien, alegres y productivos, para no dejarse vencer por la adversidad y resurgir del lodo y la penumbra con gallardía y valor, ateniéndose a lo que Hemingway sabía cuando escribió que: “el hombre no está hecho para la derrota”.

Dijo Pellicer:

“Tabasco en sangre madura
Y en mí su poder sangró,
Agua y tierra el sol se jura;
Y en un nubarrón de espesura
La joven tierra surgió.”

Contactos: ernesto_reyes_647@hotmail.com

tandemmedios@hotmail.com

ernestreyes@prodigy.net.mx

NOTA DE LA REDACCIÓN DE DIARIO TRIBUNA:

La secretaria general de la FAPERMEX, Laura Castro Medina (lauraorizaba@hotmail.com) ha formulado un llamamiento a periodistas de todo México para que realicen esfuerzos extra, y además de transmitir puntualmente la información procedente de la "tierra del Edén", se unan a las manifestaciones de buena voluntad para entregar mas ayuda humanitaria a los hermanos tabasqueños en desgracia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres