Blogia
DIARIO TRIBUNA

CONTINÚA DRAMA EN

CONTINÚA DRAMA EN

ATIENDE FIDEL EL DRAMA DE LA PIEDRILLA, CONGREGACIÓN DE COLIPA

Pablo Jair Ortega.-
Gracias a la nota del compañero periodista de Misantla, Evaristo Ortega Zárate, donde se narra y detalla la penosa situación actual de los dos niños sobrevivientes a la tragedia de Colipa (donde fallecieron 6 menores de edad calcinados en una humilde vivienda), este miércoles el gobierno del estado reaccionó y el gobernador Fidel Herrera Beltrán se comunicó muy temprano por la mañana directamente con Karime Aguilera, directora del Comité para la Construcción de Espacios Educativos, para girarle instrucciones sobre la escuela prometida en honor de Micaela, la hermana mayor que salvó la vida de los sobrevivientes.

Como se recordará, la tragedia ocurrió el 7 de enero de 2006 cuando 8 niños dormían sin la supervisión de un adulto en una humilde choza, y al sentirse el intenso frío uno de ellos encendió unos cartones para darse calor, pero la vivienda era del mismo material y el fuego se salió de control, incendiándose la habitación y quedando atrapados 6 niños al interior quienes murieron calcinados: Micaela de 12 años, Mónica de 9, Melquíades de 3 y Cléber (sic) de 2, estos de apellidos Barios Maceda; y Victoria de 5 y Bibiana (sic) de 7 años de edad de apellidos Pedraza Barrios.

Micaela, la niña mayor, fue quien logró salvar la vida de sus hermanos Teodora y Perfecto Barrios Maceda, de 8 y 6 años, y al intentar regresar a la casa para rescatar a sus hermanitos, fue alcanzada por las llamas y falleció al interior.

Este acto de amor y heroísmo valió la promesa del gobernador Fidel Herrera Beltrán, quien poco después acudió al sitio de la tragedia para expresar que se construiría una escuela en honor a Micaela, lo cual hasta el momento no se ha realizado; por lo que la nota de Ortega Zárate, director de Notiespacio, recordó nuevamente la tragedia a un año de acontecida y activó el interés público y la maquinaria de gobierno para cristalizar las promesas hechas.

Todavía quedan pendientes muchas irregularidades, dado a que el padre de los niños sobrevivientes es ahora funcionario público estatal que gana 16 mil pesos mensuales, lo cual no se refleja en el estado de pobreza que tienen los pequeños quienes no tienen ni siquiera zapatos. De igual manera, la casa que les construyó el gobierno estatal en apoyo, no ha sido hasta el momento habitada.

Por el momento, nuevamente se retoman los trabajos para construir una escuela en honor a Micaela. Esperemos se cumpla en realidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres